top of page

ūüé§ Behavioral Interview con Jesus Gasta√Īaduy

Entrevista a Jesus Gasta√Īaduy, Behavioral Designer en Rimac.


1. Cuéntanos de Jesus y su experiencia.

Silvis, ¬°es un gusto estar en tu blog! Mi experiencia se remonta a cuando estuve de intercambio de estudios en la Universidad de Wisconsin Madison.


Durante mi estadía, pude unirme a dos laboratorios: el Center for Healthy Minds y el Niedenthal Emotions Lab. Fue bastante enriquecedor aprender de investigadores líderes en sus áreas de estudio. Aprendí mucho de cómo realizar investigaciones académicas, así como de metodologías experimentales y de evaluaciones de impacto.


Desde ahí, me di cuenta de que me interesaba mucho la rigurosidad al momento de evaluar toda solución o política que busca atender una problemática real.

2. ¬ŅC√≥mo naci√≥ tu inter√©s en las ciencias del comportamiento?

Desde antes de que me vaya de intercambio, ya hab√≠a le√≠do el libro de Dan Ariely: ‚ÄúPredeciblemente Irracionales‚ÄĚ (el cual recomiendo mucho); me un√≠ a un laboratorio en la PUCP, el Grupo de Econom√≠a Conductual y Experimental (GECE); y conoc√≠ a Jose Arellano (quien se volvi√≥ mi asesor de tesis, jefe y sobre todo amigo).


Cuando volví de intercambio de Estados Unidos, sabía que quería hacer una tesis experimental; le pregunté a Jose si quería apoyarme siendo mi asesor; me dijo que sí, y logramos disminuir la deshonestidad de las personas alterando tan solo estímulos del ambiente.


La experiencia fue muy enriquecedora y, junto a otros estudios en los que había participado (cuando estuve de intercambio), me di cuenta del potencial de la disciplina: que si consideramos lo que décadas de estudios científicos demuestran sobre cómo nos comportamos las personas, podemos crear un mundo mejor y, sobre todo, más humano (un mundo que no tenga expectativas falsas de cómo deberíamos comportarnos, sino de cómo en realidad nos comportamos).


3. ¬ŅEs importante experimentar en el campo de las ciencias del comportamiento? ¬ŅPor qu√©?

Muy importante. Las ciencias del comportamiento suelen aplicarse en tres √°mbitos: 1) en la academia, 2) en las pol√≠ticas p√ļblicas y 3) en la industria privada.


Quiero descontar la academia porque, sin experimentos, las ciencias del comportamiento no habrían podido desarrollarse como disciplina (ni tener el impacto que ahora tienen).


En el √°mbito de pol√≠ticas p√ļblicas, instituciones como el Behavioural Insights Team, J-PAL o ideas42 utilizan metodolog√≠as experimentales para evaluar intervenciones destinadas a resolver distintas problem√°tic‚Äčas ‚Äčsociales.


En la industria privada, por su parte, empresas de la talla de Google, Facebook o Microsoft incorporan la experimentaci√≥n en sus distintos procesos; dir√≠a que principalmente para optimizar sus servicios existentes‚Äč.


Estas evaluaciones experimentales permiten obtener un alto grado de confiabilidad respecto a la efectividad de la intervenci√≥n o soluci√≥n que se ha propuesto (y ah√≠ radica su importancia)‚Äč. Sin ella (la experimentaci√≥n), las decisiones que se tomen pueden correr el riesgo de basarse √ļnicamente en experiencia previa (lo que ha funcionado antes) y/o en intuiciones de lo que se cree que funcionar√°. Esta aproximaci√≥n (de decidir NO experimentar) resulta conveniente cuando la intervenci√≥n o soluci√≥n propuesta termina siendo efectiva‚Äč; sin embargo, puede ser muy costosa cuando no.


4. Cu√©ntanos de los elementos que tiene que tener un buen dise√Īo experimental.

Un buen dise√Īo experimental puede ser tan complejo como la situaci√≥n lo amerite. Sin embargo, en su versi√≥n m√°s b√°sica, debe contener como m√≠nimo dos grupos (normalmente de personas), cuyos participantes han sido asignados de manera aleatoria a uno u otro grupo (control vs. tratamiento).


La asignación aleatoria es fundamental, pues es nuestra mayor garantía de que las características de nuestros grupos experimentales sean homogéneas entre sí. Esto ocurre porque la aleatorización permite que cada participante tenga la misma probabilidad de ser asignado a uno u otro grupo (independientemente de sus preferencias), y con ello neutraliza cualquier sesgo de selección.


5. Seg√ļn tu experiencia, ¬Ņlas organizaciones p√ļblicas o privadas en Am√©rica Latina est√°n incluyendo la experimentaci√≥n en sus procesos?

¬°S√≠, y esas son buenas noticias! Aunque para mi gusto, todav√≠a creo que se podr√≠a hacer mucho m√°s. En Per√ļ, en el sector p√ļblico‚Äč‚Äč est√° MineduLAB, mientras que en el sector privado, sobre todo lo he visto en el √°mbito financier‚Äčo.


En mi experiencia directa, en la industria privada se ha utilizado la experimentaci√≥n sobre todo para evaluar qu√© producto que est√° por lanzarse al mercado tendr√° mayor acogida‚Äč (leads). Si bien esa es un √°rea en donde la experimentaci√≥n puede ser de mucha ayuda, esta herramienta (la experimentaci√≥n‚Äč‚Äč) puede utilizarse de manera transversal en distintos procesos dentro de una empresa.


El m√©todo experimental es un m√©todo de evaluaci√≥n y debe pensarse como tal. Ello quiere decir que cualquier soluci√≥n, intervenci√≥n o innovaci√≥n, en principio, tiene el potencial de evaluarse a trav√©s de metodolog√≠as experimentales. A veces se puede tener la idea equivocada de que esta aproximaci√≥n puede ser costosa. Sin embargo, creo que depende de qu√© elementos se incluyen dentro de dicha valoraci√≥n. Si‚Äč‚Äč se toma en cuenta que la experimentaci√≥n permite tomar decisiones basadas en evidencia, fomenta la innovaci√≥n, y posibilita entregables accionables, creo que es sensato reconsiderar dicha valoraci√≥n.‚Äč‚Äč


6. ¬ŅCu√°l ser√≠a tu consejo para estudiantes o especialistas de marketing, innovaci√≥n, comunicaci√≥n, dise√Īo o similares que est√°n empezando a descubrir las ciencias del comportamiento? ¬ŅC√≥mo pueden aprender m√°s sobre la disciplina?

Actualmente hay muchos blogs (les dejo uno bueno) o libros de divulgaci√≥n que pueden ser de utilidad para aprender algo de la disciplina. Sin embargo, yo soy fiel creyente de que si se desarrollan fundamentos s√≥lidos‚Äč‚Äč, ser√° m√°s f√°cil aprender toda la nueva literatura que aparezca. As√≠ pues, me remonto a la recomendaci√≥n de Dan Ariely, de seguir cursos o revisar libros de texto en: psicolog√≠a social, m√©todos experimentales‚Äč ‚Äčy estad√≠stica o econometr√≠a. Dichos cursos me han sido muy √ļtiles en la pr√°ctica y estoy seguro que a cualquiera interesado en el tema, tambi√©n.


Para motivar el aprendizaje de los cursos m√°s t√©cnicos,‚Äč ‚Äčles dejo este art√≠culo de Harvard Business Review, en donde discuten c√≥mo cada vez m√°s distintas escuelas de negocio est√°n incluyendo cursos de experimentaci√≥n en sus programas de posgrado.


Nota final: Fue un gusto responder a esta entrevista Silvis, espero sea de utilidad y haya una próxima oportunidad.


¬°Muchas gracias Jesus por responder a las preguntas! Espero los lectores puedan disfrutar de tu experiencia y sugerencias ūüėĄ


Silvia Cottone


Esta entrevista es parte de la serie Behavioral Interviews, que puedes encontrar aqu√≠ en el blog. ¬°Aseg√ļrate de no perderte ninguna de las pr√≥ximas entrevistas!

Regístrate haciendo clic en Log In para estar al tanto.

127 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
bottom of page